Katmai, Alaska

Oso grizzly a escasos metros del grupo de fotógrafos

Inolvidable experiencia, difícil de describir lo que vivimos en Kodiak y Katmai. Recién llegados a Anchorage, aún arrastrando en nuestros pensamientos el permamente ruido de nuestra cotidianidad,  volamos a Kodiak, y de alli en hidroavión a Katmai.
En sólo unas horas dejabamos el mundo civilizado y nos encontrábamos, ya impresionados tras sobrevolar un mundo pleno de vida y brutal paisaje, amerizando al lado de la desembocadura de un río, donde al poco tiempo nos veríamos rodeados de osos grizzlies, concentrados ellos en sus relaciones y quehaceres cotidianos, como si el el grupo de fotógrafos no estuviéramos allí, a escasos metros de ellos, sin ningún tipo de barrera física, casi tocándolos.

 

Durante varias horas permanecimos allí, en silencio, ensimismados con los osos. La madre pescando salmones para los oseznos, estos jugando entre ellos, un adulto expulsando a otro de su territorio, …al final conocíamos y diferenciábamos a todos ellos como actores de una obra teatral, ya humanizados, o quizás ya más animalizada nuestra percepción.

 

 

ver album de fotos

ver video

 

2 comment(s)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *